Los imprescindibles del bordado al aire.

Ahora que ya conocéis como llegue hasta aquí, os voy a hablar de los materiales que necesito para poder crear mis piezas de bordado al aire, que como veréis, no son pocos:

Lo primero de todo es un patrón o plantilla del diseño de la pieza de bordado al aire que queremos hacer, para tener una guía sobre la que trabajar. La colocaremos sobre una almohadilla, en mi caso yo trabajo con una de paja, ya que al estar tantas horas necesito algo que sea más ergonómico, pero se pueden utilizar otras más ligeras y más planas, realizadas con diferentes materiales como poliexpan (no muy recomendable ya que al tener que clavar los alfileres se acaba deshaciendo muy rápido) o con aislante de paredes, el cual se corta, se forra y ya está listo para ser utilizado.

Otro imprescindible son los alfileres, pero no sirven cuales quiera, tienes que ser sin cabeza, y lo más finos y cortos posibles. Lo más finos posibles ya que atravesaremos el soutache con ellos, así que cuanto más finos menos marca dejara en él, y cortos en el caso de utilizar una almohadilla que no sea de paja, ya que si son muy largos la atravesarán y nos pincharemos por el otro lado.

Una vez tenemos el patrón colocado sobre la almohadilla procedemos a colocar el hilo de soutache, (es una trenza decorativa plana y estrecha, un tipo de galón, que se utiliza para adornar cortinas o ropa). Este paso es uno de los más importantes, ya que hay que seguir el patrón tal cual, para que al coserlo podamos mantener la forma deseada. Para darle la forma iremos clavando los alfileres en las zonas que más nos interesen.

Ahora le llega el turno a la aguja, yo utilizo las agujas del pony del número nueve. ¿Y por qué algo tan concreto? Pues resulta que necesitamos una aguja muy fina que nos pase por el agujero de los cristales checos, y no solo una vez, sino varias, por lo que cual hay que tener una aguja fina pero un poquito larga. Un truquito para poder coser mejor es curvar la aguja. Sí, ya se, eso es muy incómodo y acaba invalidando el uso del dedal, pero al darle la forma curva a la aguja nos permite coser y mover la aguja mucho más fácil que si fuese plana. Y por supuesto, si se utiliza una aguja también va ser necesario un hilo para poder coser, la única característica que tiene que tener es que sea muy resistente.

Una vez tenemos el soutache listo y la aguja enhebrada procedemos a coser y a rellenar con el cristal checo. El cristal checo son piezas hexagonales, de aproximadamente 2,5 milímetros, con un agujero que los atraviesa. Aunque hay multitud de colores, yo trabajo con 3: el negro, el brístol o tornasolado, y el claro de luna (es un gris metalizado). ¿Y porque trabajo con esos tres colores principalmente? Pues porque mis piezas son un homenaje a las pasamanerías del traje tradicional gallego.

Con todo esto y unas tijeras, ya estamos preparadas para empezar a bordar!.

Cristal checo

Si queréis ver unos videos sobre los procesos de creación de mis piezas, podéis pasaros por mi Instagram, @zeltiaaoaire y en IGTV tenéis 3 videos con todo el proceso.

4 replies on “Los imprescindibles del bordado al aire.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.